domingo, setiembre 02, 2007

Nutria al disco


Este plato viene al blog y tampoco lo hice yo. Pero amerita su publicación por lo exótico, al menos para mí. Nutria. Nunca había comido y no creía que se comían. Pensaba que sólo se usaban para hacer tapados de piel (de nutria). Pero bien dice José Hernández en el Martín Fierro (y de casualidad también aparece mencionada nuestra comensala, ¿premonición?):

El alimento no abunda
por mas empeño que se haga;
lo pasa uno como plaga,
ejercitando la industria,
y siempre como la nutria
viviendo a la orilla del agua.

En semejante ejercicio
se hace diestro el cazador:
cai el piche engordador,
cai el pájaro que trina;
todo bicho que camina
va parar al asador.

Así que nos invitaron a comer nutrias. En este caso no fue al asador, sino al disco de arado. Lo preparó el Fabi. Bien caliente el disco, lo dora con ajo, sella las presas, las quita, reahoga cebollas, echa medio litro de vino tinto, mete las nutrias nuevamente, agrega puré de tomates, las papas, las zanahorias, y fuego, siempre fuego debajo del disco.

Esta vez no hice nada, bueno, llevé el vino, lo abrí y me lo tomé. No sé hacer rimas, pero "tomé" rima con Malbec.

Quizás me compre un disco y prepare recetas similares a ésta con bichos que caminen y que no paren en el asador, sino que sigan dando vueltas en el disco.


No hay comentarios.: